Magonia Shop - Tienda Esotérica y Alternativa Online
"Un error no se convierte en verdad por el solo hecho de que todo el mundo lo crea"
El Libro Mágico de la Vida

lo más leído en el Libro de las Sombras

*

*

*

*

*

*

*

*

*

*

Complementos Mágicos
Documento sin título

 

Prestigio y poder

La vara llamada mágica, adivina, adivinatoria, divina y también vara de Moisés, de Jacob, etc, es el símbolo más antiguo del prestigio y del poder.

Con el auxilio de esta "varita de las virtudes" las hadas, así como las hechiceras más famosas (Medea y Cirse), operaban toda suerte de maravillas.

Los magos de la antigüedad más remota como Hermes, Zoroastro, y otros, no podían prescindir de ella al realizar sus más grandes prodigios.

Tocándole con su varita, fúe como Minerva dió a Ulises la flor de la juventud.

En 1949, un grupo de exploradores y aventureros franceses que recorrían las Montañas Atlas, descubrieron lo que ahora se conoce como "Las Cuevas de Tassili", cavernas con enormes pinturas rupestres. Hallaron 4 murales prehistóricos.
El primero representaba un grupo de hombres con tocado y faldas al estilo egipcio, que acorralaban una manada.
El segundo mural, mostraba a un grupo de hombres agachados en torno a una fogata.
El tercero representaba una circuncisión ritual.
La cuarta y última pintura era la más notable, pues representaba a un zahorí rodeado por otros miembros de la tribu buscando agua con una varilla.
Estas escenas históricas han sido fechadas por el método del carbono 14, atribuyéndoseles con toda certeza 8,000 años de antigüedad.
Aunque la labor del zahorí consiste en sí en la localización de agua, minerales y petróleo subterráneos, es el antecedente remoto de la moderna radiestesia.

Puede decirse que la técnica del zahorí es a la radiestesia lo que la magia es a la física y lo que la alquimia es a la química.

Parece que era conocida en todas partes en la antigüedad. Egipcios, Hebreos, Escitas, Persas, Medos, Etruscos, Druidas, Griegos, Romanos, Hindues, Peruanos, Polinesios, Chinos y hasta los Pieles rojas americanos utilizaban alguna especie de vara o varilla con propósitos mágicos.

En épocas pasadas, esta técnica era llamada Rabdomancia, (como les expliqué en la primera parte de este tema), designándose así, la "adivinación mediante bastones, varas o varitas".
Significaba la práctica ritual de búsqueda de manantiales, pozos y metales preciosos ocultos bajo la tierra.

Apenas se menciona la Rabdomancia en los textos de los antíguos escribas e historiadores, debido a su importancia vital en los sistemas religiosos de la época. Los sacerdotes del templo mantenían el secreto oculto a las masas, pues sabían que éstas pervertirían el arte y la ciencia de la Rabdomancia.

De lo que puede descifrarse de los jeroglíficos de Egipto, los farahones tenían a su servicio a grandes sabios, hechiceros y magos en el templo, cuyas varas se llamaban Ur-Heka: "El gran poder mágico".

Solían tener la forma de una serpiente sin cabeza; a veces el mango tenía cabeza de serpìente unida al cuerpo de un carnero.
Cleopatra se caracterizaba por su vileza, egoismo y probablemente codicia.
De hecho, según la leyenda, la reina egipcia tenía siempre a su servicio a dos rabdomantes, en su palacio o en la nave que surcaba el Nilo, que no buscaban agua, sino el tesoro de los tesoros, ¡Oro!.
(Tercera Parte)
También los druidas eran súmamente sensibles a las vibraciones, rayos y fuerzas magnéticas. Así como los adivinos chinos señalaban los sitios adecuados para construir, puede suponerse que los magos druidas localizaron con ayuda de sus varas, el sitio apropiado para levantar la grandiosa estructura "Stonehenge".

Los sacerdotes del Oriente, sobre todo en el país clásico de la Iniciación, la India, siempre han llevado, y hoy llevan, una varita como distintivo de su jerarquía y condición sacerdotal.

Un informe sobre su empleo para hallar objetos ocultos en este país, en la década de 1850, indica su antigüedad en el territorio.
Se cuenta que a un escritor de Calcuta le robaron varias pertenencias. No hallando apoyo en las autoridades, encontró a un nativo que era famoso por su poder de encontrar objetos perdidos.
Este entonaba ciertos conjuros y otros dos nativos también presentes sujetaban 2 varas de bambú, manteniéndolas paralelas. En palabras del escritor: "Confesamos que para nuestra sorpresa, vimos las varas cruzándose en horizontal y luego levantarse y descender alternadamente."
Continuando esta práctica durante un rato, se estableció la dirección donde vivía el ladrón y más tarde se descubrió al culpable.
Se ha descubierto una práctica muy parecida entre los Maganja de Africa central, que probablemente se remonta a miles de años. El episodio concreto se refiere a un robo de cereales.
El hechicero de la tribu eligió a 4 hombres para que sujetaran las varas, 2 hombres por vara.
Movido por la curiosidad, un asistente anglosajón preguntó al hechicero qué significaban.
"Espera y veras" respondió. "Las varas arrastrarán a los hombres hasta llevarlos a la persona que robó el trigo". Finalmente, fueron impelidos "como enloquecidos" hasta la choza de una de las mujeres de la víctima del robo.
En su libro "Two years in Peru", T. J. Hutchinson, se refiere a una silueta labrada en la roca que lleva una vara ahorquillada.

En base a los testimonios arqueológicos, se calcula que las civilizaciones peruanas se remontan a antes del año 9,000 A.C. Indudablemente, el poder de adivinación de la varita mágica era conocido por sus hechiceros y magos.

Como ya se ha dicho, todas las brujas o hadas tienen una varilla mágica, por medio de la cual hacen sus operaciones.
También es su varilla, el intrumento con que trazan los círculos mágicos, hacen sus conjuros y operaciones . Esta varilla mágica debe ser de avellano, y de un retoño del año; débese cortar el primer miércoles de la luna, entre las once y las doce de la noche, prununciando cieras palabras. El cuchillo debe se nuevo y cortado por ariba.

Los cuentos, historias y leyendas folklóricas germánicos, mencionan el bastón de oro de la saga de los Nibelungos, la vara de los deseos de Godofredo de Estrasburgo y el bastón mágico de los Edda.

Una referencia muy interesante a la vara de los deseos se encuentra en la obra Buch der Natur, de Conrad de Megenberg, escrita entre 1348 y 1350. Parece que cuando se utilizan varas de avellano, partidas como asadores, ¡se dan vuelta solas al calor del fuego!.

A pesar de todas estas referencias de varillas, bastones, cañas de bambú y similares, la búsqueda de corrientes de agua y filones de metal por zahoríes no llegó a plasmarse en la técnica que conocemos hoy hasta el siglo XVI.
Hay una excepción: Una breve mención en un manuscrito de 1430 escrito por un inspector de minas.

El bastón de mando de los augures y el báculo episcopal del sacerdocio cristiano no tiene otro verdadero origen: los cetros reales, símbolo de poder, originan asimismo, de la varita mágica.

De la idea de superioridad representada por este símbolo de los reyes, surge la creación de los bastones de mando de las autoridades de caracter civil y militar.

En nuestra época, el péndulo se ha utilizado en activiades militares en Vietnam. Los soldados de infantería de marina fueron entrenados para localizar minas subterráneas, depósitos de municiones, túneles y movimientos del enemigo.
También hay informes sobre el uso del péndulo durante la Segunda Guerra Mundial por la Inteligencia Británica, para averiguar la siguiente ofensiva de Hitler.

En 1518 se produjo el cisma entre los movimientos religiosos del protestantismo y el catolicismo, que habría de durar 400 años.
Martín Lutero, uno de los líderes de la Reforma protestante en Alemania, condenó la adivinación de corrientes de agua y de minerales como una forma de "magia negra".
Declaró que el uso de la vara violaba el Primer Mandamiento "No tendrás otros dioses ante Mí." No obstante, el padre de Lutero, era minero, y debía conocer la existencia del péndulo, empleado entonces en las minas.

Muchas fuentes consideran a Alemania, en especial la región de las Montañas Harz, como la cuna de la moderna varilla adivinatoria.
Durante el reinado de la Reina Isabel (1558 a 1603) varios mineros alemanes se trasladaron a Inglaterra para que desarrollaran la industria minera Cornwall. Se empleaba a zahoríes alemanes para descubrir minas de estaño ilocalizables.

Al final del siglo XVII, el uso de la vara para estos fines se extendió por toda Europa originando una gran controversia entre los científicos y los clérigos.

La gran mayoría de los que se oponían a esta técnica lo hacían no por razones científicas, sino porque la asociaban con prácticas satánicas. Su opinión tenía cierto fundamento, pues en realidad la mayoría de los que practicaban la adivinación de minerales y manantiales en la Edad Media rodeaban por su práctica de un aura de misterio que a fin de cuentas solo enmascaraba la codicia.

En 1701, la Inquisición declaró que el testimonio de la mala práctica de la adivinación servía para determinar la culpabilidad. Así decretaron que la adivinación del paradero de personas extraviadas o criminales mediante varillas había de considerarse como pecado.
Desgraciadamente, los practicantes más científicos e inteligentes también fueron perseguidos, como el Barón de Beausoleil. En 1642 se le acusó de practicar la hechicería y fue encarcelado, muriendo poco después.

Las primeras noticias que tenemos de los rabdomantes o zahoríes adivinadores por la varita de avellano, las debemos a un célebre alquimista alemán, del siglo XVI, llamado Jorge Agrícola (su verdadero apellido es Landmann), sin duda uno de los primeros creadores de la Mineralogía.

Su obra famosísima, "De Re Metallica", se imprimió por primera vez en Basilea, en 1530.
De ella se hicieron diversas ediciones, generalmene ilustradas con muy curiosos grabados al boj.
He aquí uno de ellos en el que se ve expresada la práctica de la vara adivinatoria para descubrir los yacimientos ocultos.

Con la varita ahorquillada, sujeta con las palmas de las manos (letra A), el zahorí recorre el terreno hasta que la varita da vueltas sobre el manantial (letra B)

Agrícola nos habla en su obra de ciertos individuos que aparecen en la Edad Media que son, para él, los primeros representantes de la hidoscopia sensitiva, o sea ala facultad de sentir la proximidad de las aguas subterráneas.
En la primera planta del Museo de Ciencias de South Kensington hay una colección de instrumentos emblemáticos empleados por las cofradías de mineros en Sajonia entre 1664 y 1749.
Los hay con forma de hacha, con empuñaduras de madera y adornos de marfil y hueso incrustados a los lados.
En ellos hay labradas escenas de operaciones mineras y otras. Una de ellas representa a un hombre con una vara de adivinación y a otro con una segunda vara, situados frente a un tercer hombre con un péndulo muy grande.

Se trata de la primera evidencia ilustrada del uso de un péndulo para adivinación, salvo unas pocas referencias no documentadas.

Desde 1799, el Prof.Gerboin, de la Universidad de Estrasburgo, trajo de la India un péndulo y lo presentó ante la Academia de Ciencias de París. Estudió su efecto sobre masas de metal, registrandso sus hallazgos en un libro publicado a principios del S.XIX.
Desde entonces hasta el presente, se han realizado numerosos experimentos, pruebas y observaciones con métodos científicos.
Muchas sociedades, organizaciones, instituciones y gobiernos han dedicado su atención a los principios y práctica de la vara de adivinación.
Entre las más conocidas estan: Sociedad Británica de Zahoríes y la Soc. Americana de Zahoríes,
la Unión Soviética, los EE.UU,. Canadá, Francia e Inglaterra.

Los científicos más renombrados del siglo XX han observado el fenómenos sin prejuicios, exagerado escepticismo ni burla.
Albert Einstein la consideraba una práctica fascinante y creía que el electromagnetismo nos revelaría de algún modo algunas de sus claves científicas.
Joseph B. Rhine, Prof. de la Universidad Duke, explicó que esta clase de adivinación se relaciona con las facultades extrasensoriales, más que con la física.
Acaso descubramos con el tiempo que su clave reside en una combinación de ambas.

Por su parte, el Premio Nobel francés Charles Richet resumió así la cuestión:

"Es una realidad que debemos aceptar".

Este sitio esta dedicado a la Paz.

Fue creado el 20 de Diciembre 2001 - Actualizado en el 2010

AGRADECIMIENTOS DE " ESQUINA MAGICA"

Administrador del canal @ Poseydon. Bibliotecario : Hermetik . Canal amigo : LLuna Magica Editorial y Redacción: ExPlosiVe. Silvestre 1949. Kilyaluna

Los textos aqui publicados, tienen autoria propietaria, pero eres libre de usarlos siempre que respetes el autor y el sitio de Esquina Magica.